viernes, noviembre 25, 2005

A Midlife Crisis

Hacía tiempo que tenía este tema en mente. La famosa crisis de "los 40", que muchos pacientes de entre 35 y 45 años llegan postulando como su problema.
Esta semana ví otros dos. De ahí el post.
Por lo general, no son como la crisis que Patton & Cia nos describen en su canción, relacionadaas sólo con las delicias de la vida conyugal y doméstica, sino más vastas, más "existenciales".

De partida, quiero decir que nada hay en nuestro cerebro que nos haga pasarlo mal a esta edad. No es la edad; más bien, no es la cronología, exactamente, sino el hecho de estar a medio camino de la vida, inicindo "el segundo tiempo", con etapas que se cierran y la certeza de que nos queda menos tiempo. Memento mori, nos recuera alguien desde la antigüedad; recuerda que has de morir. Advertir de pronto que el tiempo es muy poco, como nos dice Andrés Calamaro en El Loco. Que envejecemos, pues. Que ya no somos los mismos, que nos cansamos antes de tiempo, que vemos menos, que nos arrugamos y encanecemos.

Hay un sufrimiento grande en esto de pelear contra lo inevitable, es una guerra perdida de antemano. Muchas mujeres -y algunos caballeros, también ahora último - saben de lo que hablo.

¿En qué quedaron los sueños, mis sueños? ¿Cuál es el sentido de mi vida? Ese es, me parece, uno de los desafíos más importantes: darle sentido a este suceder cotidiano.

Por mi parte, les quiero decir que he descubierto que la vida empieza a los cuarenta. Perdónenme mis lectores jóvenes. Igual lo pasé mal, por cierto. Tal vez ese descenso al infierno es necesario para alcanzar la paz; no lo sé. He visto algunos que se quedan pegados, y "viven" vidas amargas que hacen amargas la de otros.

Aceptación, aceptación. Y pararse desde ahí, después, a ver qué posibilidades nos da la vida.

Un poema, por supuesto, para terminar. De uno que ha aceptado y mira en paz su presente.



LO QUE VALE UNA VIDA
Estoy en esa edad en la que un hombre quiere
por encima de todo ser feliz, cada día.
Y al júbilo prefiere la callada alegría
y a la pasión que mata, la renuncia que hiere.
.
Vivir entre las cosas, mientras que el tiempo pasa
-cada vez menos tiempo para las mismas cosas-
y elegir las que valen una vida: las rosas
y los libros de versos, y el viaje y la casa.
.
Hasta ahora he vivido perdido en el mañana
-seré, seré, decía- o en el pasado -he sido
o pude ser, pensaba -y el mundo se me iba.
.
Ahora estoy en la edad en la que una ventana
es cualquier aventura, y un regalo el olvido.
Ya no quiero más luz que tu luz mientras viva.
.
De Rafael Juárez (Sevilla, 1956).
Vale.

13 comentarios:

Valeria dijo...

Y que pasa con la crisis de los 50? Esa etapa en que los hombres quieren probar fuerzas, no quieren dejar ir la juventud, vuelven a la etapa de la conquista para reafirmar una virilidad que creen se va? Lo se por una dolorosa experiencia personal, mi marido está en eso, dejó todo, está tratando de vivir la etapa (según mis calculos) de los 20 años aprox. Una mujer mucho mas joven, experimentando todo y en todo momento como si en mundo se fuera a acabar, olvidando incluso a sus hijas...... Que pasa ahi?

Chica Pánica dijo...

hola,

me llamo la atencion bastante algunas de las cosas que expone en su poema...

hay cosas que son atemporáneas y una de ellas es la felicidad, pero...la subjetividad de la felicidad es un problema, se puede ser mas o menos feliz que antes que en un determinado punto de la vida, pero la felicidad que no es completa no es felicidad, el hombre siempre aspira a la felicidad, supongo yo, hay quienes pierden la cordura tratando de encontarla...hay para quienes la felicidad consiste en tener a alguien al lado, etc...encontrarla depende de muchos factores tambien y en cuanto tiempo...lo mismo.

hay para quienes cada ventana es una aventura, para quienes abrir los ojos cada dia es una aventura sin necesariamente correr como indiana jones,...tambien hay dias en que se es feliz en sueños y no es bienvenido despertar

hay tambien quienes viven de recuerdos....

...soy de las que piensa que se puede empezar a vivir a cualquier edad...y tambien hay quienes estan presentes sin haber vivido nunca...

salu2

Polaf dijo...

Hermoso.
Yo siento que empiezo a pararme en esa dirección. Espero llegar pronto. Es que al fin de cuentas, quiero ser feliz :-)

palimpsesto dijo...

estimado dr.
con gusto veo que has vuelto a aparecer. para celebrar tamaño acontecimiento, por fin, he establecido un link directo entre tu blog y el mío... espero con honestidad que esta relación traiga frutos inacabables.
por otra parte, veo con horror que, cuando acabo de superar la crisis de los 30, que me duró más o mneos desde los 27 hasta que los cumplí, se me viene otra más, pero en una década más. en fin, como he decidido vivir lo menos posible (sin exageraciones), yo me gozo la vida día a día, carpe diem, y ya no pienso en crisis ni en nada de eso. claro que tener a la mujer que amo a mi lado me ayuda bastante, pero en fin.
extrañamente, seguimos en sintonía y esperando que munieca suba su nuevo blog, ja!
de ahí nos leemos.
un abrazo

carlos dijo...

Valeria urgente lea el post Post.
Y si el amor se va, o está yéndose, entonces...lea y medite sobre el poena Advertencia, que sale en un post anterior. Que de aprender siempre se trata..(pinche aquí)

Mauricio dijo...

"Darle sentido" eso es lo que he estado explorando en mis últimos post también. Y sabes que me provoca un clik un esquema de niveles de aprendizaje que encontré por ahí: datos - información - conocimiento - sentido. Algo así como una jerarquía de aprendizaje. De lo básico a lo complejo. Y justamente creo que mucho de nuestro aprendizaje no logra escalar hasta el nivel de sentido. De ahí las lamadas "crisis". Bueno, no me alargo, es una hipótesis.

PD: A propósito de impecabilidad, espero el escrito que me prometiste (jeje).

Un abrazo

Mauricio

lore dijo...

Carlos: Nadie me dijo...
Nadie me dijo que la vida tiene matices, que nada es negro o acaso blanco, nadie me dijo para qué y por qué estoy aqui, nadie me dijo que la felicidad sólo es un momento, que los momentos son efímeros, nadie me dijo que hay que vivirlos, nadie me dijo...
Soy medio libre medio rebelde y...demasiado intensa. Todo en mitades...y si, hay que vivir el momento. Tarde lo descubrí, como todo en mi vida, tarde. El pasado no existe, porque ese tiempo ya se fue, el futuro tampoco. Sólo existe el aquí y el ahora. Tarde lo descubrí, también tarde llega, lo que yo defino como la persona correcta en un momento equivocado.
Recuerdo un poema ...se llama el camino, lo enviaré en otra ocasión.

Lore dijo...

Hola Doc:
Tengo que discrepar con el planteamiento de Mauricio respecto a su jerarquización. De lo básico a lo complejo, dice. Se refiere al "sentido" de algo, entendí. Eso desde el punto de vista intelectual. Pero qué tal si hablamos de emoción? digo ¿qué tal sentidos - información - conocimiento.
Te quiere,

Akane* dijo...

jeje, si nombraste a mi grupo favorito y a mi idolo Patton :) A proposito el ya debe tener arriba de 40, no?

Muchos me han dicho que han comenzado a vivir realmente después de los 3o, no sé. Y tb he oído (y asi lo he comprobado) que en la adolescencia/juventud se pasa bastante mal. Y que muchos que lo pasaron mal a mi edad, están mucho mejor ahora ( están bien!!!), ya adultos.

Y mira que oído hartas cosas, já, la otra vez lei que a nuestra generación nos toco en muchos entidos lo peor. Salia en la revista el sabado, je, algo de cierto le hallé.- Cosas comunes como: poca tolerancia a la frustracion e individualistas. Igual hace rato que yo dejé de identificarme con mi generación.

Ajjj, no deberían existir las edades =_=

Lore dijo...

Aqui va el poema de Benedetti:
No te salves
No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino

y te salvas
entonces...
no te quedes conmigo.

eliana eriz dijo...

Carlos: se me ocurrió transcribir estos versos, estaría en un extraño momento cuando leí esta custión...

Se veía hermoso en la cama de ella. Cuando se quiere, cuando se ama, cuando se atesora a alguien, uno puede contemplar al ser amado dormido así como contempla todo lo demás; su risa, sus labios cuando forman un redondel, una mirada perdida, un largo paso, un rayo de sol en los cabellos, una mueca o un gesto, incluso la quietud, incluso el sueño"

Theodore Sturgeon.

Pero cuidado...

"Incluso un ángel encantador es extraño y aterrador..."

Eliana E.

carlos dijo...

Uff...Gracias por esos versos inquietantes.
No conozco a ese autor, ¿de dónde es la cita?

Un abrazo

metileno dijo...

dicen por ahí que la felicidad no se experimenta con la mente, porque la felicidad es presente y la mente siempre está o revolviendo el pasado o especulando con el futuro, o sea que hay que vivir con menos mente para vivir el presente, que en definitiva es lo único que existe, lo único real.
en fin, que eso dicen por ahí,

gracias por la visita a mi blog