miércoles, enero 18, 2006

No estaba muerto,

andaba de parranda. O casi: de vacaciones, pero igual blogeaba por otros sitios. En realidad, no sé por qué no posteaba hasta ahora. Y eso que pensé hacerlo varias veces. Bueno, en fin.
Feliz año 2006 para todos.
He recibido varios mails. Una Camila me envió un aporte que quiere yo publique: HUELLAS. Deben conocerlo: en la arena hay huellas de dos personas. El rastro entero es la vida de una persona; Dios, descubre, lo ha acompañado durante todo el camino. Casi todo: hay períodos en los que se ve sólo un par de huellas. Descubre que han sido los peores momentos de su vida, los más difíciles, los más dolorosos, aquellos en los cuales incluso dejó de creer en Él. Habiendo llegado al final, y ya frente a frente, Le reclama: "¿cómo es que me abandonaste en esos momentos, Señor?". Dios le explica que esas huellas que marchan solas son Sus huellas: resulta que Él lo cargó sobre sus hombros cada vez que el camino se hacía demasiado arduo.

Bien: en otro lugar conté que una vez fui tocado por la Gracia en el lugar menos esperado: esto era, pues: abominaba la estética kish de las postales Village, y ahí estaba este servidor, emocionado hasta las lágrimas frente a la vitrina del local, empezando a ver más allá , o algo así.
Gracias, Camila. Gracias a todos. Gracias a Dios.

4 comentarios:

munieca dijo...

Carlos, por fin!!!!!
me alegro mucho!!!!
sabes, ya habia oido esa historia, me la contó mi marido, mi novio en aquel entonces. Desde ese dia empecé a ver o entender a dios de otra forma. luego comencé a escribirle y por último terminé creyendo (hasta el dia de hoy)que Dios soy yo. Suena a egolatría, pero en fin, eso creo yo. Dios soy yo y lo somos todos.

beso!

Andrea.

Luis Risco dijo...

¡Carlitos!
¡Y mirá donde te encuentro de nuevo...!!!! ¡Como si fuese una bella maldición!!!!
¿Cómo anda la perra vida? Por la mirada, parece que bien. A menos que ese día justo hubieses entrado en un viaje con LSD.
Un abrazo

Lucho

nadie dijo...

Bueno parece que somos medio colegas, eso me parece por el tono de tus post. Y porquer reparaste justamente en el lapsus de Forno.
Te estoy leyendo

Polaf dijo...

Volviste, volviste!!!! por ahora sólo puedo decir eso. Estoy muy contenta de volver a leerte. Una vez que pase mi euforia enfocaré mi comentario en tus palabras :-). Un fuerte abrazo,
Pola(f)