domingo, mayo 21, 2006

CARPE DIEM

Bien: tras largas vacaciones (no muy merecidas, la verdad) vuelvo a escribir animado por las reflexiones y aprendizajes que suceden en la terapia, en la vida y en mi propio camino.

Imagino que el colega que atendió a mi paciente de esta semana no se lo dijo en latín, ni lo hizo citando los versos de Horacio:

"Dom loquimur fugerit invide aetas:
carpe diem, quam minimum credula postero
." (*)

Prosaico, ha de haber dicho que la vida sólo se vive una vez, que el tiempo es corto, que uno se arrepiente de lo que no hace, etcétera. El Sr. Inocenti (que así le llamaremos) probablemente fue a consultar para oir aquello; es más, debe haber ayudado al Dr. Aceituno (ya saben...) para que se lo dijese. Y se lo dijo. Y, con la prescripción como escudo, no perdió tiempo en asumir su vida y "carpear" el diem.
Le conocí hace una semana; un año después de aquella primera consulta. Está intentando re construir su vida, reparar en lo posible el daño inflingido a varios (también a sí mismo) y recuperar su matrimonio de treinta y tantos años. Quiere que lo ayude.

* * *

Pensé dejar hasta ahí el post y esperar vuestros comentarios. Pero me faltó algo: decir qué pienso yo de aquel milenario dictum y de otras ideas parecidas.
Lo primero, decir que, como ideal, me parece un ideal menor. Imagino a alguien durmiendo todo el día, o frenético en actividad, o en reviente perpetuo, o trabajando sin descanso: cualquiera podría decir "estoy aprovechando el día" y de cualquiera podría decir yo -u otro-: "no lo hace". No tiene que ver con hacer o no hacer, me parece; tal vez tiene que ver con la clase de cosas que se hacen y, sobre todo, tiene que ver con cómo las haces, con la actitud con que vives. Por supuesto, la conciencia de la muerte aquí es crucial.
(* Dice la cita de Horacio:
"Mientras hablamos, el envidioso tiempo ha huido
Aprovecha el día, confía en el mañana tan poco como puedas")

Bueno: la conciencia es crucial, debí decir.
Y si despiertas, pues te encuentras a solas con el presente: con el abismante y eterno presente, y con tu ardua y dulce libertad.
Ese es, me parece, el verdadero sentido del carpe diem: la no evitación de esa conciencia, el centrarse en el presente con gratitud.
Dejar de ver el pasto del otro lado del potrero (tan verde, tan parejito), dejar de creer que la vida está en otra parte.
Decía Don Juan que haz de vivir como si cada acto fuese tu último acto sobre la tierra.

"Esta hora es la crisis misma de tu destino
Tu bien y tu mal, tu infamia o tu fama
Y el color entero de tu vida depende
de este importante ahora
."
(de un poema de John Dryden)

"Hijo mío, si tienes algo sírvete de ello
(si tienes algo trátate bien), y se generoso con Dios.
Recuerda que en la tumba no disfrutarás
y que la muerte no tarda (...)
Antes de morir favorece a tu amigo, dale de lo que tengas a mano.
No te prives de un día dichoso y no se te pase un deseo legítimo.
¿Por qué dejar a un extraño tus riquezas
y tus sudores para que a suertes se reparta?
Da y recibe y recrea tu alma,
que en el Abismo no encontrarás placeres.
Toda carne se ajará como la ropa,
porque el decreto eterno es: "morirás"."

(de Eclesiástico, 14, 11-17)

Y, acerca de la confianza, como actitud en el presente:

"..No anden preocupados por la vida pensando qué van a comer o beber, ni por el cuerpo, pensando qué van a vestir (...) Miren a los pájaros: ni cosechan ni guardan en bodegas; y, sin embargo, su padre celestial les alimenta.
¿Y por qué se preocupan por el vestido? Dense cuenta de cómo crecen los lirios del campo, y no trabajan ni tejen. Y les digo que ni Salomón, en todo su lujo, vestía tan bien como cualquiera de ellos"
(Ya saben quien lo dijo, ¿verdad?)

Bueno, el tema era tremedo; obviamente no está agotado.
Carpe diem, sí. Piérdete, no. O algo así.
Vale.

19 comentarios:

Lore dijo...

Vale Chaval

munieca dijo...

uuuu
que te puedo decir, siempre termino hablando de mi. ya podrias empezar a cobrarme por las sesiones, jejej
creo que en general los adolescentes tienen ese pensamiento. yo lo tuve. (a veces creo que todo lo yo hice, pensé, creí lo sintieron de la misma forma los demás, asi que tal vez me equivoque). por suerte la adolescencia pasa..y toda esa estupidez con ella. Aupongo qu ealgunas personas necesitan ayuda, no se dan cuenta de esto que bien describes. A mi ayudo mucho una persona, pero es hasta que uno abre los ojos, y comienza a ver y sentir el resto.
pfffffff, bueno basta!
me voy.
besos!

Verónica dijo...

Yo siento que Carpe Diem tiene que ver con dejar de lado el "Deber ser" y apreder a sólo ser, dese donde nace le reconocimiento, el amor y por sobre todo la libertad.
¿perderse?, sólo si te quedas en el deber ser.
Un beso

Cursivas dijo...

Ayyyy.... Créeme que debería imprimir y "panfletear" tu post.

...Hace tanta falta!

Kriños,

nadie dijo...

pienso como verónica. la depresión de un falso self es tan oscura como la de aquel que se siente solitario por ser él mismo. Ahora, darle curso al verdadero yo no significa seguir el precepto carpe diem, es más bien vivir. De todas formas el doctor tiene razón y la mayor parte de las veces es más fácil hacer "como si" estuvieras viviendo tu propia vida, dejar muertos en el camino y luego volver como cordero a llorar el abandono.

palimpsesto dijo...

en un mundo com el de hoy, el carpe diem se vuelve sísifico....un esfuerzo absurdo, pero inevitable... yo voy por el hedonimso, que ma ha traido tantos beneficios, por ejemplo, sesiones todos los viernes con mi terapeuta. salud porque no existe lo normal!!!

Miguelius dijo...

Hola,
El Carpe Diem debe ser vivido en mil y una formas. Ya decía la Madre Teresa de Calcuta: "Para que quiero descanso ahora, si tengo toda una vida luego de la muerte"

cinodo dijo...

simplemente sublime....

Pilar dijo...

A las 11:20 de la mañana de hoy Sábado gris y frio, me viniste como anillo al dedo.

Besos.-

Camila dijo...

me dejó marcando ocupado...como siempre, nos belmont :)

nadie dijo...

¿cuando lo leemos de nuevo doctor? mire que me paseo seguido por aquí y no lo encuentro...

dj doctor mais dijo...

Si está con ganas de respirar aire marino, sumese colega...a todo ritmo.
salu2

nadie dijo...

Estamos en la UTI
necesitamos un doctor.

Tomás dijo...

porfavor, vayan a mi blog que tengo un nuevo gran proyecto!

salir-al-sol.blogspot.com

Mary Rogers dijo...

más que con 'hacer'... tiene que ver con el 'ser'...

La pregunta es ¿cuántos pueden ser capaces de manejar aquella "dulce libertad" que mencionas?

Creo en su conquista, día a día, y mi carpe diem tiene que ver con eso. Además, tengo una leve sospecha de qué hacer con ella. Nada más.
Piacere (la madre del músico de arriba:=) amante de los quiltros)

El cronista de la O' dijo...

Doctor, no me diga que anda perdido en un cine con Manuel (el del "Conejo Atómico")...
Hoy anduve en la feria de La Portales y me acordé de ud.
¿Que hay?

Akane* dijo...

Hola! Pasaba a saludar dp de tanto timeee.
Espero estés muy bien.

Gracias por tus mensajitos de ánimo :)

Un beso.

H. dijo...

la vida corta y buena, asi conocí a graciano canalejas de los transplantados. le devuelvo la visita. gracias por sus palabras. saludos

Fungy dijo...

Carpe diem, La rosa mortal :D