lunes, diciembre 24, 2007

La Navidad

Jodorowsky escribió un libro (Evangelios para sanar), en los que revisa lo que llama el mito fundacional de nuestra cultura, desde el punto de vista del artista -de su punto de vista, en realidad. Y arremete con el evangelio como con un cuento, un cuento bello y perfecto. Y tal como lo anuncia, es capaz de revelarnos, si ello es posible, su belleza con una mirada nueva.
No ha sido el único. Hay algunos que se han dejado cautivar por Jesús desde la belleza de su historia. C.S. Lewis, por ejemplo; este servidor que los latea de vez en cuando (y a través de las páginas de autores tan diversos como Lewis, el cura Valente en alguno de su versos afortunados, San Juan de la Cruz y otros) y también de este que les presento ahora: Giovanni Papini, otro que cayó de pura belleza.
La Navidad, el nacimiento de un Dios encarnado, es quizá la historia donde la magia es más bella y más loca que en ningún otro cuento. Cómo no sentir esperanza al contemplarla. Como no salir a dar gracias por la vida, por la belleza de esta creación, por este Dios que caminó por nuestros caminos.
Un beso a todos.
Feliz Navidad.

carlos.

p.s.: Los Soliloquios de Belén, de Papini. Léanlo en Familia.

2 comentarios:

Cursivas dijo...

Un saludo definitivamente renovador de sueños y esperanzas.
Ya tarde, espero que hayas tenido una Navidad fantástica, y que este 2008 sea... ¡Exactamente de la forma que quieras que sea!

Cariños,

Caminodelsur dijo...

Me ha gustado este saludo navideño, es propicio además para todo el año, así tenemos presente a Jesús día a día.

Abrazos y bueno disculpe la intromisión, entré sin golpear

M. Pilar O.