miércoles, noviembre 28, 2007

La vida mágica (ay, sí)

Estaba medio depresivo, juzgaron algunos, por mi larga ausencia de postear y de visitar a mis (ciber)amigos. Cansancio vulgar, nada más (con música, si quieren), les digo. Algunos, con pretensiones de fundar su opinión, señalaban los posts anteriores.

Los vaivenes de la vida y la profesión.

Ayer he tenido un día fenomenal. Y la semana pasada, otro. Este de la semana pasada fue trabajando en la consulta. En la mañana del miércoles me encontré celebrando la vida, la transformación, la salud, la libertad junto a tres de mis pacientes. E iniciando, a la vez, nuestra ya próxima despedida. Una vez les comenté esto de que la salud no se explica sino que se celebra. Se agradece. Y cuando se trata de mis pacientes, pues, qué les digo: Quedo más feliz que los monos.

Eso. La mañana estaba luminosa, claro el aire, lindos mis pacientes. Hasta yo debo haber estado lindo.

* * *

El disco Canción del Sur, se abre con la canción La Vida Mágica, Ay Sí, que es una especie de cueca psicodélica. Recuerdo una época en que poner el disco a la hora de despertar era todo un rito para mí. El día empezaba muy bien; yo, como avión.

Hagan la prueba.

Vale.

4 comentarios:

POLAF dijo...

:-)
creo que mi sonrisa es aún más grande, pero es la única carita que sé hacer. Pucha que me puso contenta tu post. Es como contagiosa tu la alegría. No hay nada como estar sano, suena a lugar común, pero que le vamos a hacer: es cierto. ¡Qué bueno que estés de vuelta! En serio. En cuanto a la canción, tengo el CD asi que me voy a ponerlo. Un besooo,
P.

nadie dijo...

bueno se dejan ver (a lo lejos) aires de traquila felicidad

Verónica dijo...

Que bueno saber de ti!!!
Celebrar la salud es lo mejor que he leido en mucho tiempo. Creo que me falta de eso.
Un Beso

palimpsesto dijo...

la dura: la alegria se deja sentir. se contagia. bueno tenerte de vuelta. un abrazo